Un héroe no trivial

Cuphead es el héroe del videojuego de plataformas y shoot’em’up Cuphead. Como sugiere el nombre, Cuphead no es más que una taza antropomórfica. Una noche va al casino con su amigo Mugman y todo va bien hasta que aparece el diablo. Esto les ofrece jugar a los dados: si ganan, ganan todo el dinero del casino, pero si pierden, entregan su alma al diablo. Deciden jugar y por supuesto pierden. Pero como el diablo es magnánimo, se ofrece a devolverles sus almas si van a recoger las de todos los jefes del juego para él. Y así es como comienza su aventura.

Una cabeza de taza

Como en el juego, Cuphead está inspirado en las películas animadas de la década de 1930 y las primeras películas animadas de Disney. Su cuerpo es gris con un simple pantalón corto rojo, grandes zapatos marrones y guantes blancos en las manos que se pone en las caderas. Al nivel de la cabeza, encontramos sus divertidos ojos negros, su sonrisa y su gran nariz roja. Por último, tiene por supuesto un asa y la pajita roja y blanca que sobresale de la parte superior de su cabeza.