La última meta

Bill es uno de los personajes importantes de la película Kill Bill de Quentin Tarantino, aunque en realidad tiene relativamente poco tiempo en pantalla. Es el líder de un grupo de asesinos, uno de los cuales, Beatrix , es su amante. Pero cuando queda embarazada, decide cambiar de vida, deja a Bill y comienza una nueva vida lejos de la violencia de su trabajo. Pero Bill y sus asesinos la encuentran el día de su boda con el hombre que conoció y matan a todos. Pero Beatrix no muere y cae en un coma profundo. Se despierta varios años después y luego solo tiene una idea en mente, vengarse. Ella irá en busca de todos los asesinos de su antiguo equipo y se acercará a Bill para matarlo.

Una leyenda viviente

Toda la película toma prestado mucho de las imágenes de las películas de kárate de los 70, por lo que tenía sentido contratar a una de las leyendas de esas películas para interpretar al famoso Bill. Encontramos pues su pantalón negro lucido con una túnica china amarilla como podemos ver en una de las últimas escenas de la película. En su mano izquierda sostiene un sable negro. A la altura de la cabeza, encontramos las ojeras que marcan su edad bajo sus ojos y sobre todo reconocemos su largo cabello gris perfectamente peinado.